Cabo de Gata


gata

Cabo de Gata no és només el cap de gata, a la foto. No és només aquestes muntanyes negres i verticals que es llencen al mar com en una cascada de roca. Cabo de Gata és aixó, una carretera i un far, però es també un parc natural maravellós i diferent, una zona que heu de veure. Cabo de Gata te platges magnífiques de sorra blanca, daurada, grisa o negra. Com ara Monsul, o Los Genoveses, que estan prop del poblet costaner de San José. També te cales de picons, negres i durs, amb un paisatge extret de les mil i una nits: roca nua i palmeres, en indrets com Las Negras o Rodalquilar. També te poblets de pescadors, diminuts i encisadors, que dormiten bressolats per les onades del Mediterrà, com La Isleta del Moro, o Los Escullos. Te carreteres vora el mar, al llarg de kilòmetres i kilòmetres de llargues platges, com a les salines d’Almeria, camí del far. I un xic més lluny del mar, Cabo de Gata te ciutats industrioses, blanques impolutes, que fan de l’artesania un art, com Nijar amb les seves jarapes. Si un estiu no fa molta calor arribeu-vos fins cabo de Gata. Descobriu una natura verge feta d’antics volcans, cactus i palmeres, roques i penyes, mar i sal. Cases blanques com la neu sota un sol de justícia. I el mar, un mar blau profund, un mar blau poderós, d’un blau quasi negrós, banyant la sorra i picant els acantilats. Descobriu la vostra cala, aquella que us ha estat reservada des de sempre, aquí, al Cabo de Gata. Nosaltres sempre dormim a Almeria, en un hotel com el Costasol, o a San José, al càmping Tau. Un càmping antic i trotinat, però molt acollidor. O bé al més modern, a Los Escullos. I mengem al port de San José, en un restaurant mirant el mar. Plaer de Déus.

Cabo de Gata no es sólo la el cabo de gata, en la foto. No són sólo estas montañas negras y verticales que se lanzan al mar como en una cascada de roca. Cabo de Gata es esto, una carretera y un faro, pero es también un parque natural maravilloso y diferente, una zona que hay de ver. Cabo de Gata tiene playas de arena blanca, dorada, gris o negra. Como Monsul, o Los Genoveses, que están cerca del pueblo costero de San José. También tiene calas de piedra, negras y duras, con un paisaje extraído de las mil y una noches: roca desnuda y palmeras, en lugares como Las Negras o Rodalquilar. También te pueblecitos de pescadores, diminutos y encantadores, que se han dormido acariciados por las olas del Mediterráneo, como La Isleta del Moro, o Los Escullos. O carreteras junto al mar, a lo largo de kilómetros y kilómetros de largas playas, como en las salinas de Almería, camino del faro. Y un poco más lejos del mar, Cabo de Gata te ciudades blancas e impolutas, que hacen de la artesanía un arte, como Nijar con sus jarapas. Si un verano no hace mucho calor lleguense hasta cabo de Gata. Descubran una naturaleza virgen hecha de antiguos volcanes, cactus y palmeras, rocas y peñas, mar y sal. Casas blancas como la nieve bajo un sol de justicia. Y el mar, un mar azul profundo, un mar azul poderoso, de un azul casi negruzco, bañando la arena y los acantilados. Descubra su cala, aquella que le ha sido reservada desde siempre, aquí, en el Cabo de Gata. Nosotros dormimos en Almería, en un hotel como el Costasol, o en San José, en el camping Tau. Un camping antiguo y trasnochado, pero muy acogedor. O bien en el más moderno, de Los Escullos. Y comemos siempre en el puerto de San José, en un restaurante mirando el mar. Placer de Dioses.

Reims


Reims

La ciutat on es coronaven els reis de França, en una catedral gòtica, potser la més bonica del món, és Reims. La vila del xampany, del francés, és Reims. Voleu alguna raó més per visitar-la?. No us caldran. Reims és només això, xampany i la seva catedral gòtica, esplèndida. Amb uns vitralls que us faran alucinar. I ja n’hi ha prou. Però el que molts no saben és que Reims abans de fer la catedral ja havia bastit una de les més grans basíliques i abadies romàniques de França. Una joia que donà el nom a la ciutat i que cal veure també: Saint Remy. O el maravellós palau de Tau, residència dels arquebisbes. I donat que Champagne no és només una beguda, sinó la regió que li dona el nom, heus ací que teniu tota una regió per veure detalladament: La Champagne. Desenes de pobles, viles i ciutats, esglèsies, castells a la vostra disposició. No podeu deixar de visitar, per exemple, Troyes o Langres. Reims és molt més que xampany i una catedral. Aneu-hi i veureu. Nosaltres varem dormir a l’hotel Porte de Mars, clàssic, molt cèntric. Però totes les cadenes tenen hotel a Reims: Ibis, Holiday Inn, Novotel…

La ciudad donde se coronan los reyes de Francia, tiene una catedral gótica, quizás la más bonita del mundo, y es Reims. La villa del champán, del francés, es Reims. ¿Desea alguna razón más para visitarla?. No le harán falta. Reims es sólo eso, champán y su catedral gótica, espléndida. Con unos vitrales que le harán alucinar. Y ya basta con eso. Pero lo que muchos no saben es que Reims antes de construir la catedral ya había construido una de las más grandes basílicas y abadías románicas de Francia. Una joya que dio el nombre a la ciudad y que hay que ver también: Saint Remy. O el maravilloso Palacio de Tau, residencia de los arzobispos. Y dado que Champagne no es sólo una bebida, sino la región que le da el nombre, he aquí que tienen toda una región para verla en detalle: La Champagne. Decenas de pueblos, villas y ciudades, iglesias, castillos a su disposición. No pueden dejar de visitar, por ejemplo, Troyes o Langres. Reims es mucho más que champán y una catedral. Vaya allí y lo verá. Nosotros dormimos en el hotel Porte de Mars, clásico, muy céntrico. Pero todas las cadenas tienen hotel en Reims: Ibis, Holiday Inn, Novotel …

La Isleta del Moro


escullos1

La costa nord d’Almeria es tota ella un bellíssim paradís natural. Plena de poblets amb molta gràcia, com ara San José, Rodalquilar, Aguamarga, Carboneras o Mojacar. Us encantaran també les seves platges negres, volcàniques, de paisatges llunars, durs i nets, tensos, com ara Las Negras o les cales del cap de Gata. Però a mi, la platja i el diminut poblet de pescadors de la Isleta del Moro sempre m’ha fet molta gràcia. Està penjat damunt d’un mar blau fosc, en ple Parc Natural del “Cabo de Gata-Nijar”, a mig camí de tot arreu i ben lluny de la civilització. S’hi arriba des d’Almeria per la carretera que va a San José. Cal desviar-se a El Pozo de los Frailes en direcció Los Escullos. També podeu arribar-hi per Níjar, en direcció Rodalquilar. Tota la zona us encantarà. Cal que veieu les paltges del Cabo de Gata, a les que podeu arribar des de San José, com ara Mosul o Los Genoveses. Feu un volt per les cales i caletes de la zona de Rodalquilar, Los Escullos i las Negras. És tan diferent que dubtareu que estigueu a Europa. Nosaltres hem dormit a Almeria capital, a l’hotel Costasol, super bé i molt cèntric. I també als Torreluz, (Aneu amb compte!, perquè de Torreluz n’hi ha de totes les categories). La seguretat dels NH també es d’agraïr: sempre iguals de bonics. Si voleu fer càmping aneu al Tau, a San José. Tot un clàssic!. Nosaltres sempre hi hem estat molt bé.

La costa norte de Almería es toda ella un paraíso natural. Llena de pueblos con mucha gracia como San José, Rodalquilar, Aguamarga, Carboneras o Mojacar. Y también con sus playas negras, volcánicas, de paisajes lunares, duros y limpios, tensos, como Las Negras o las playas del Cabo de Gata. Pero a mí, la playa y el diminuto pueblo de pescadores de la Isleta del Moro siempre me ha hecho mucha gracia. Está situado encima de un mar azul oscuro, en pleno Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar, a medio camino de todas partes y bien lejos de la civilización. Se llega desde Almería por la carretera que va a San José. Hay que desviarse en El Pozo de los Frailes en dirección los Escullos. También puede llegar por Níjar, en dirección Rodalquilar. Toda esta zona le encantará. Hay que ver las playas del Cabo de Gata, a las que puede llegar desde San José, como Mosul o Los Genoveses. Dese una vuelta por las calas y calitas de la zona de Rodalquilar, Los Escullos y las Negras. Es tan diferente que dudará que esté en Europa. Nosotros hemos dormido en Almería capital, en el hotel Costasol, super bien y muy céntrico. Y también los Torreluz, (cuidado, de Torreluz hay de todas las categorías). La seguridad de los NH también cuenta: siempre igual de bonitos. Si desea hacer camping vaya al Tau, en San José. ¡Todo un clásico!. Nosotros siempre hemos estado muy bien.