La Olmeda


olmeda

A la provincia de Palencia, en ple camí de Santiago, no lluny de la bellíssima vila medieval de Carrión de los Condes, trobareu la Vila Romana de la Olmeda. Fou descoberta l’any 1968 pel propietari de les terres de labor que la ocultaven, el Sr, Cortes, qui la va donar ala Diputació. El 4 de noviembre de 2009 s’inagurava el maravellós edifici que cobreix les restes i les preserva per les futures generacions. Es tracta d’una mansió hispano romana del baix imperi, la millor conservada de la península i potser d’Europa, amb uns mosaics que mai no heu vist ni veureu. En entrar en el moderníssim contenidor, que per ell sol val la pena de visitar, sota la coberta espectacular, podreu admirar la domus de planta quadrada, les torres, el pati central amb peristil i les habitacions amb el seu terra ple d’aquells mosaics que us dèiem. El salón principal fa 175 metres, i conserva en molt bon estat un dels millors mosaics de la casa, considerat el millor del món. En un extrem, com en totes les “villae” romanes de gran categoria, trobareu les termes. Per si això fora poc, al poblet de Saldaña, molt proper, han muntat un Museu dins l’església de Sant Pere, on poder exposar totes les restes materials que s’han trobat a l’excavació principal. L’entrada és conjunta. Allà podreu veure vaixelles, eines, monedes, gots funeraris… Hi podeu arribar fàcilment si aneu fins a Burgos capital, i d’allà preneu la A-231 en direcció a Lleó, per bona autovia, gratuïta, la del Camí de Sant Jaume. A l’alçada de la vila de Carrión de los Condes, cal agafar la C-615, que segueix la vall del riu Carrión, molt bonica, en direcció a Riaño, fins trobar el punt km. 55, a Gañinas, ben indicat, on haureu de seguir la PP-2420 fins el jaciment. Està a les coordenades GPS: 42º 28′ 50” nord i 4º 44′ 12” oest. Tot i que podeu visitar la vila sense guia, seguint un itinerari perfectament marcat, si voleu una visita guiada us caldrà fer una reserva prèvia als tel: 979 119 997 o 670 450 143, o el fax: 647 470 843. També es possible arribar allà a unes hores marcades, en que hi ha visita programada: 11, 12, 13, 16:30 y 17:30 hores. Si encara voleu més, perquè sou uns apassionats de la cultura romana, no molt lluny de La Olmeda hi ha la Vila romana de La Tejada. Existeix una entrada combinada Olmeda- Tejada – Saldaña de només 6€ (preus del 2013) pels grans i 4 € pels majors de 12 anys. Els més petits no paguen res. No dubteu a fer una parada en la vostra ruta cap a Sant Jaume de Compostela i, just entre Burgos i Carrión, deixar l’autovia que va cap a Lleó, i visitar aquest indret tan interessant. I no dubteu tampoc en perdre per aquestes terres burgaleses i palentines una jornada o dues. Carrión de los Condes mereix una detinguda visita, amb les seves esglésies romàniques. Com també la mereix Castrojeriz, poblet medieval encantador. O Sasamón, una altra vila medieval, amb restes romanes, i amb la seva colegiata gòtica de Santa Maria la Real. O a Olmillos amb el seu castell, ara reconvertit en hotel, molt escenogràfic. Però és que a tots els pobles trobareu esglésies ferrenyes, altes, amples, poderoses. Ens encanten aquestes terres aspres i planes de Castella, de blat i ordi, d’horitzons impossibles. I els seus productes artesans, com ara el formatge de la terra, fastuós, de sabor únic i a un preu d’escàndol. Per menjar potser millor aneu fins Saldaña, on hi ha restaurants fantàstics. Com ara La Casa Torcida, una proposta bona en tots els sentits, decoració exquisida, o el producte contundent del Mesón Ancar  o El Molino, a les afores, a tocar del riu, o l’autenticitat de Casa Carmelo. Fora de la zona de l’Olmeda, per dormir i dinar us recomanem, a Carrión el petit hostal La Corte, o més allunyat el Mesón de Castrojeriz, bona teca i habitacions amb encant. I, naturalment, a Burgos podreu dormir i menjar de fàbula. Us recomanem l’Hotel Palació de los Velada, cèntric, net, familiar, amb bones habitacions per a dos infants, al cor de la ciutat. Servei amable, desdejuni de fàbula, molt recomanable. Només podem objectar un garatge petit i complicat. Millor aparcar als pàrkings públics. També molt bé l’hotel Via Gòtica, davant de la catedral, nou i net. No oblideu l’Olmeda en una ruta per Castella, o de camí a Galícia.

En la provincia de Palencia, en pleno camino de Santiago, no lejos de la bellísima villa medieval de Carrión de los Condes, encontrarán la Villa Romana de la Olmeda. Fue descubierta en 1968 por el propietario de las tierras de labor que la ocultaban, el Sr., Cortes, quien la dió a la Diputación. El 4 de noviembre de 2009 se inauguraba el maravilloso edificio que cubre los restos y las preserva para las futuras generaciones. Se trata de una mansión hispano romana del bajo imperio, la mejor conservada de la península y quizás de Europa, con unos mosaicos que nunca han visto ni verán. Al entrar en el modernísimo contenedor, que por sí solo merece la pena visitar, bajo la cubierta espectacular, podrán contemplar la domus de planta cuadrada, las torres, el patio central con peristilo y las habitaciones con su suelo lleno de aquellos mosaicos que os decíamos. El salón principal es 175 metros, y conserva en muy buen estado uno de los mejores mosaicos de la casa, considerado el mejor del mundo. En un extremo, como en todas las “villae” romanas de gran categoría, encontraban las termas. Por si esto fuera poco, en el pueblo de Saldaña, muy cercano, han montado un museo dentro de la iglesia de San Pedro, donde poder exponer todos los restos materiales que se han encontrado en la excavación principal. La entrada es conjunta. Allí podrán ver vajillas, herramientas, monedas, vasos funerarios … Se puede llegar fácilmente si se va hasta Burgos capital, y de allí hay que tomar la A-231 en dirección a León, por buena autovía, gratuita, la del Camino de Santiago. A la altura de la villa de Carrión de los Condes, coger la C-615, que sigue el valle del río Carrión, muy bonita, en dirección a Riaño, hasta encontrar el punto km. 55, a Gañinas, bien indicado, donde deberá seguir la PP-2420 hasta el yacimiento. Está en las coordenadas GPS: 42 º 28 ’50” Norte y 4 º 44′ 12” Oeste. Aunque se puede visitar la villa sin guía, siguiendo un itinerario perfectamente marcado, si desean una visita guiada necesitarán hacer una reserva previa a los tel: 979119997 o 670450143, o el fax: 647470843. También es posible llegar allí a unas horas marcadas, en que hay visita programada: 11, 12, 13, 16:30 y 17:30 horas. Si aún deseais más, porque sois unos apasionados de la cultura romana, no muy lejos de La Olmeda está la Villa romana de La Tejada. Existe una entrada combinada Olmeda-Tejada – Saldaña de sólo 6 € (precios de 2013) adultos y 4 € para los mayores de 12 años. Los más pequeños no pagan nada. No duden en hacer una parada en su ruta hacia Santiago de Compostela y, justo entre Burgos y Carrión, dejar la autovía que va hacia León, y visitar este lugar tan interesante. Y no duden tampoco en perderse por estas tierras burgalesas y palentinas una jornada o dos. Carrión de los Condes merece una detenida visita, con sus iglesias románicas. Como también la merece Castrojeriz, pueblo medieval encantador. O Sasamón, otra villa medieval, con restos romanos, y con su colegiata gótica de Santa María la Real. O en Olmillos con su castillo, ahora reconvertido en hotel, muy escenográfico. Pero es que en todos los pueblos encontrarán iglesias altas, anchas, poderosas. Nos encantan estas tierras ásperas y estas llanuras de Castilla, de trigo y cebada, de horizontes imposibles. Y sus productos artesanos, como el queso de la tierra, fastuoso, de sabor único y a un precio de escándalo. Para comer quizás mejor vayan hasta Saldaña, donde hay restaurantes fantásticos. Como La Casa Torcida, una propuesta buena en todos los sentidos, decoración exquisita, o el producto contundente del Mesón Ancar o El Molino, a las afueras, junto al río, o la autenticidad de Casa Carmelo. Fuera de la zona de La Olmeda, para dormir y comer le recomendamos, en Carrión el pequeño hostal La Corte, o más alejado el Mesón de Castrojeriz, buena comida y habitaciones con encanto. Y, naturalmente, en Burgos se puede dormir y comer de fábula. Recomendamos el hotel Palacio de los Velada, céntrico, limpio, familiar, con buenas habitaciones para dos niños, en el corazón de la ciudad. Servicio amable, desayuno de fábula, muy recomendable. Sólo podemos objetar un garaje pequeño y complicado. Mejor aparcar en aparcamientos públicos. También muy bien el hotel Vía Gótica, frente a la catedral, nuevo y limpio. No olviden la Olmeda en una ruta por Castilla, o de camino a Galicia.

Buenafuente del Sistal


El monestir cistercenc de Buenafuente del Sistal està amagat, molt ben amagat, a les terres llunyanes i perdudes de l’alt Tajo, a Guadalajara. A les terres dures i potents de l’antic señorio de Molina, on neix el Tajo, on la natura encara se’ns ofereix verge i inexplorada. La millor manera d’arribar-hi és des de Molina d’Aragón. D’aquesta ciutat haureu de seguir cap a Alcolea del Pinar, per la carretera N-211, la que ve des d’Alcanyís i, al cap d’uns 6 kms. girar  a l’esquerra en direcció cap a Corduente, per la CM-2015, i després anar cap a Cobeta, i Olmeda de Cobeta, per les provincials GU-944 i GU-984. El monestir es troba prop d’Olmeda de Cobeta. Tots aquests poblets són petits, perduts en mig d’un paisatge ferèstec i agrest. El cenobi està regentat per unes apacibles monjes de clausura que ofereix servei d’hostatgeria i deixen participar en les celebracions litúrgiques de la comunitat. Tot és molt bàsic, no són serveis hotelers, sinó un cau on passar uns dies de pau i recolliment. L’esglèsia, d’un císter puríssim, és petitona, de línies sòbries, senzilla. El paisatge que l’envolta és magnífic, tan pur de línies com el mateix monestir. Diversos camins i pistes rurals permeten descobrir els secrets de la zona, com ara el riu Gallo, amb les seves “hoces”, que trobareu uns kms. al sur del cenobi. No us el recomanem per tal que hi aneu expressament, sinó com una visita dins una ruta per la zona, que és bellíssima. Rius d’aigües netes, netíssimes, amb gorgs frescos, gelats. Boscos densíssims, plens de vida, d’animals salvatges. Castells impressionants, com Santiuste, en la ruta del Sistal, o com Castilnovo, o com el de Molina mateix. Llacunes extranyes, com la de Taravilla. Poblets encantadors, de postal, rupestres, rurals. Per acabar no podem descuidar la capital del territori, Molina de Aragón,  que és una vila medieval esplèndida. Per totes les localitats de la comarca teniu un munt de cases rurals molt boniques. Una mica més de categoria tenen hotelets com ara El Parador de Molina, amb apartaments familiars, a les afores, camí de Cuenca i l’Alto Tajo.  O com el Molino del Batán, a la carretera que va a Castilnuevo, Tel: 949 83 18 67. No hi ha hotels bonics, però potser us podeu allotjar bé al Peñarrubia. Si us van els càmping teniu el del poblet d’Orea, al bell mig de la natura. Per dinar, a Molina, us recomanem dos llocs ben diferents: el restaurant El Castillo, al carrer de San Felipe, 1, tel: 949 83 05 19, o bé, el bar del Casino La Amistad, carrer Adarves, 10, Tel: 949832145. Aquest darrer d’un tipisme arrebatador, situat en un palau destarotat, ple de gent, molt sorollós, on trobareu fantàstiques tapes, plats i platillos, un menú, a preu de riure, senzill però saborós. La zona del “Señorio de Molina” val la pena de veritat. Bellíssim!.

El monasterio cisterciense de Buenafuente del Sistal está escondido, muy bien escondido, en las tierras lejanas y perdidas del alto Tajo, en Guadalajara. En las tierras duras y potentes del antiguo señorio de Molina, donde nace el Tajo, donde la naturaleza se nos ofrece virgen e inexplorada. La mejor manera de llegar es desde Molina de Aragón. De esta ciudad deberán seguir hacia Alcolea del Pinar, por la carretera N-211, la que viene desde Alcañiz y, al cabo de unos 6 kms. girar a la izquierda en dirección hacia Corduente, por la CM-2015, y luego ir hacia Cobeta, y Olmeda de Cobeta, por las provinciales GU-944 y GU-984. El monasterio se encuentra cerca de Olmeda de Cobeta. Todos estos pueblos son pequeños, perdidos en medio de un paisaje salvaje y agreste. El cenobio está regentado por unas apacibles monjas de clausura que ofrecen servicio de hospedería y dejan participar en las celebraciones litúrgicas de la comunidad. Todo es muy básico, no son servicios hoteleros, sino un lugar donde pasar unos días de paz y recogimiento. La iglesia, de un cister purísimo, es pequeñita, de líneas sobrias, sencilla. El paisaje que lo rodea es magnífico, tan puro de líneas como el mismo monasterio. Varios caminos y pistas rurales permiten descubrir los secretos de la zona, como el río Gallo, con sus “hoces”, que se encuentra unos kms. al sur del cenobio. No os lo recomendamos para que vayais expresamente, sino como una visita dentro de una ruta por la zona, que es bellísima. Ríos de aguas limpias, limpísimas, con pozas frescas, heladas. Bosques densísimos, llenos de vida, de animales salvajes. Castillos impresionantes, como Santiuste, en la ruta del Sistal, o como Castilnovo, o como el de Molina mismo. Lagunas extrañas, como la de Taravilla. Pueblos encantadores, de postal, rupestres, rurales. Por último no podemos olvidar la capital del territorio, Molina de Aragón, que es una villa medieval espléndida. En todas las localidades de la comarca tienen un montón de casas rurales muy bonitas. Un poco más de categoría tienen hotelitos como El Parador de Molina, con apartamentos familiares, en las afueras, camino de Cuenca y del Alto Tajo. O como el Molino del Batán, en la carretera que va a Castilnuevo, Tel.: 949 83 18 67. No hay hoteles grandes, pero quizá puedan alojarse bien en el Peñarrubia. Si os van los camping tienen el del pueblo de Orea, en medio de la naturaleza. Para comer, en Molina, os recomendamos dos lugares bien diferentes: el restaurante El Castillo, en la calle de San Felipe, 1, tel: 949 83 05 19, o bien, el bar del Casino La Amistad, calle Adarves, 10, Tel: 949832145. Este último de un tipismo arrebatador, situado en un palacio destartalado, lleno de gente, muy ruidoso, donde encontrarán fantásticas tapas, platos y platillos, un menú, a precio de risa, sencillo pero sabroso. La zona del “Señorio de Molina” vale la pena de verdad.