Fira de Llavaneres


Aquest proper cap de setmana de novembre tindrà lloc a la població de Sant Andreu de Llavaneres una bonica fira d’artesania, alimentària i del bolet. Sant Andreu està situat a la comarca suau, amable i riallera del Maresme. Toca a mar i a muntanya. El poble s’estén a la falda de la Serralada Litoral, a l’ombra fresca dels Tres Turons. Llavaneres ha crescut molt els darrers anys, és cert, però conserva l’esperit rural dels pobles del Maresme. A la fira hi trobareu una vuitantena llarga de paradetes distribuïdes al llarg del passeig de la Mare de Déu de Montserrat i del carrer de Munt. Aquest any, a més, la fira estarà ambientada de manera modernista. També és novetat la possibilitat de participar en visites turístiques al patrimoni arquitectònic de Llavaneres, que ja podeu reservar a l’espai web minicipal. El poble te un important patrimoni  modernista que vadrà la pena de conèixer. No us perdèssiu la degustació popular de la poma farcida de Sant Andreu, o fer un tastet de bolets cuinats o un mos de la Coca de Llavaneres. Aquestes degustacions seran diumenge a les 12 del migdia. També hi haurà una cerca popular de bolets, dissabte, i una exposició dels bolets recollits a la sala de plens de l’Ajuntament. Premi al bolet més rar i al bolet més gran. A més, hi haurà activitats especialment pensades per als nens i nenes, com ara un concurs de dibuix, trobada de gegants i xocolatada popular, el dissabte, a la tarda, a les 18 hores. Per dinar podeu reservar taula en un dels molts restaurants que ofereixen menús de bolets. A nosaltres ens agraden quasi tots els restaurants de la vila, però us reconamem, si no teniu problemes de butxaca, Can Morera dels Tarongers, una delícia, o El Pou, a tocar del mar, bon peix. Animeu-vos. Sant andreu de Llavaneres està a només mitja hora de Barcelona per l’autopista C-32, i un xic més enllà de Mataró.

Un fin de semana de noviembre, el sábado por la tarde y el domingo por la mañana, en el mismo centro de Sant Andreu de Llavaneres se celebra una feria de artesanía alimentaria y de la seta. San Andrés es una bonita población del Maresme, risueña y agradable. Una parte está al lado del mar. La otra mecida por los pinos de la Cordillera Litoral, a la sombra fresca de las cumbres gemelas de los Tres Turons. La parte y la une una riera, eje transversal del municipio. La feria tendrá por escenarios el parque de Ca l’Alfaro, el paseo de la Virgen de Montserrat y la calle de Munt. Habrá, como es habitual, todo tipo de tenderetes. Es una feria de productos de la tierra, de artesanía y una celebración de la temporada de setas. Este último es uno de los actos más populares. La gente sale al bosque, el sábado por la mañana, para aportar ejemplares a la exposición de setas que se monta en el ayuntamiento. Allí, por la tarde, personal experto hará la elección e identificará los ejemplares. La posterior exposición que se puede visitar durante todo el fin de semana. Además, habrá actividades pensadas para los niños y niñas. Bonitos talleres, espectáculos de títeres, concurso de dibujo, gigantes y chocolatada popular. También habrá una degustación de cocina, el domingo por la mañana, previa adquisición de un ticket. Se trata de disfrutar de una tradicional receta de las manzanas rellenas del pueblo. Como en el caso de la manzana del Relleno de Arenys de Munt, que os comentábamos la semana pasada, este es un plato clásico de la Fiesta Mayor. También se pueden probar setas y la coca de Llavaneres, acompañado todo por diferentes vinos y cavas. Los restaurantes locales, que son muy buenos, participarán también del espíritu festivo de la feria, mediante unas jornadas gastronómicas. Llavaneres ha crecido mucho. Como ya hemos dicho está dividido en una serie de núcleos bien diferenciados. Junto al mar, al lado de la estación del tren, el barrio marinero, con sus playas. Unos kms. tierra adentro, el casco urbano, que gira alrededor de la riera, como el de todos los núcleos del Maresme. En este sector pueden recorrer Ca l’Alfaro, una casa con parque del XIX, y la iglesia parroquial. También algunas casas modernistas. Siguiendo riera arriba por el camino que lleva al Molino de Cabot, pasaréis por la colina donde se levanta la iglesia antigua de la villa y, en una caminata más larga, llegar hasta los restos de la ermita de la Loreto. En todo este recorrido por el valle de la riera de Sant Andreu de Llavaneres podréis ver también bonitas masías de los siglos XVII y XVIII, y espacios naturales boscosos, al pie de los tres cerros, muy bonitos. Por si os fuera necesario comer allí, a pesar de que Sant Andreu de Llavaneres está a sólo media hora de Barcelona por la autopista C-32, y sólo un poco más allá de Mataró, sabed que  podreis disfrutar de muchos restaurantes en esta villa, una docena bien larga. Nos gusta Can Morera de los Naranjos, una delicia para “savants”.