Mercat Figueter


A Capellades, tocant a Igualada, s’hi celebra, el segon diumenge de quaresma, una fira ben interessant: el mercat figueter. Al Mercat Figueter al llarg de tot el dia, trobareu un mercat d’artesania i de productes artesans. Però no només això. També una gran diversitat d’actes per a petits i grans. Una cosa difícil de trobar en ple mes de febrer. Així podeu visitar la mostra comercial i d’entitats. Una zona d’intercanvi de plaques de cava. Subhastes públiques d’andròmines, antiguitats reals, curiositats varies, objectes d’art i altres. Mostres de col·leccionisme. I, per descomptat, un seguit d’espectacles de carrer per la mainada. Com ara cercaviles, danses, malabars, circ, contes, o teatre pels infants. Tampoc hi faltaran els tallers de manualitats, els jocs de participació, i les actuacions de dansa i música tradicionals. En resum, el diumenge, a Capellades, podreu passar un matí ben entretingut. No deixeu de visitar el museu molí paperer, si teniu temps i no està molt ple. Per questió de restaurants mireu-vos l’entrada “Capellades” d’aquest mateix bloc.

En Capellades, pueblo que está casi tocando Igualada, se celebra el segundo domingo de cuaresma, una feria muy interesante: el mercado Figueter. En el Mercado Figueter se desarrolla a lo largo de todo el día. En el encontraréis un mercado de artesanía y de productos artesanos. Pero no sólo eso. También una gran diversidad de actos para pequeños y mayores. Algo difícil de encontrar en pleno mes de febrero. Así pueden visitar la muestra comercial y de entidades. Una zona de intercambio de placas de cava. Subastas públicas de trastos, antigüedades reales, curiosidades varias, objetos de arte y otros. Muestras de coleccionismo. Y, por supuesto, una serie de espectáculos de calle para los niños. Como pasacalles, danzas, malabares, circo, cuentos, o teatro. Tampoco faltarán los talleres de manualidades, los juegos de participación, y las actuaciones de danza y música tradicionales. En resumen, el domingo, en Capellades, podreis pasar una mañana muy entretenida. No dejéis de visitar el museo molino del papel, si tienen algo de tiempo y no está muy lleno de gente. Para la cuestión de comida y restaurantes vean la entrada “Capellades” de este mismo blog.