Fira de Vilarodona


firavilarodona

A primers de novembre fan, a Vilarodona, una bonica fira. Una fira de maquinària i productes del camp. Ocupa els principals carrers i places de la vila. Hi ha exposats tota mena de tractors i altres artilugis camperols, d’aquells que els nens i nenes de ciutat no han vist ni en pel·lícula. També diverses paradetes de vi, oli, avellanes i productes de la terra. Tot això també ho podeu comprar, durant tot l’any, a la magnífica agrobotiga que trobareu a l’entrada del poble, a tocar de la cooperativa. Munten per la fira atraccions de tota mena, d’aquelles de sempre, de les que nosaltres vàrem gaudir quan erem petits, com ara autos de choc, “caballitos” i altres. El preu és sensiblement inferior al de Barcelona. Sóm a comarques!. Hi haurà rucs per tal que la canalla els munti i pugui fer una volta. També exhibicions, exposicions i espectacles. Tot molt senzill. Tot molt popular, però amb sabor. A Vilarodona s’hi arriba per l’autopista de Barcelona a Lleida, l’AP-2, sortint a la sortida 11, la de Vilarodona i Valls. Hi ha un centenar de kms. Hi ha bon aparcament, ben organitzat. Vilarodona te altres petits atractius, com ara el riu Gaià i les seves arbredes, algun carrer medieval, un castell i fins un columbari romà, exemplar únic a Catalunya, (a la foto). Podeu dinar molt bé a Vilarodona. A “La Serra del Gaià”, a la carretera que va a Santes Creus, tel: 977 63 85 57, o a “El Vinyet”, a la mateixa carretera, un xic més endavant. 977 63 91 99. Al poble hi ha diverses cases rurals, com Cal Rosset, molt ben condicionades. I als pobles del voltant hotelets rurals com “Les Vinyes“, a Vilardida, a uns 4 kms. de Vilarodona. A Vilabella del Camp, a uns 6 kms, teniu “Cal Parines” o “Cal Sabater“, dues preciositats de cases rurals. A Valls, a uns 6 kms. també, l’hotel Class, o Casa Felix. Podeu aprofitar per passar un bonic cap de setmana a la comarca de l’Alt Camp, injustament oblidada i amb molts atractius turístics. Per exemple el maravellós monestir de Santes Creus, joia del Císter mundial, a només 4 kms. de Vilarodona. Allà també trobareu excel·lents restaurants. Doneu un volt per la fira de Vilarodona i aprofiteu per descobrir aquesta comarca. A la tardor les vinyes estan molt boniques.

A primeros de noviembre tiene lugar en Vilarodona una bonita feria. Una feria de maquinaria y productos del campo. Ocupa las principales calles y plazas de la villa. Se exponen todo tipo de tractores y otros artilugios campesinos, de aquellos que los niños y niñas de ciudad no han visto ni en película. También se montan varias paradas de vino, aceite, avellanas y productos de la tierra. Todo esto también lo puede comprar, durante todo el año, en la magnífica agrotienda que encontrará en la entrada del pueblo, junto a la cooperativa. También encontraran en la feria atracciones infantiles de todo tipo, de las de siempre, de las que nosotros disfrutamos cuando éramos pequeños, como autos de choque, tiovivos y otras por el estilo. El precio es sensiblemente inferior al de Barcelona. ¡Estamos en comarcas!. Habrá burros para que los niños los monten y puedan ir a dar una vuelta. También exhibiciones, exposiciones y espectáculos. Todo muy sencillo. Todo muy popular, pero con sabor. A Vilarodona se llega por la autopista de Barcelona a Lleida, la AP-2, saliendo en la salida 11, la de Vilarodona y Valls. Hay un centenar de kms. Hay buen aparcamiento, bien organizado. Vilarodona tiene otros pequeños atractivos, como el río Gaià y sus arboledas, alguna calle medieval, un castillo y hasta un columbario romano, ejemplar único en Cataluña, (en la foto). Puede comer muy bien a Vilarodona. En “La Sierra del Gaià”, en la carretera que va a Santes Creus, tel: 977 63 85 57, o “El Vinyet”, en la misma carretera, un poco más adelante. 977 63 91 99. En el pueblo hay varias casas rurales, como Cal Rosset, muy bien acondicionadas. Y en los pueblos de alrededor hotelitos rurales como “Las Viñas”, en Vilardida, a unos 4 kms. de Vilarodona. En Vilabella del Camp, a unos 6 kms, tiene “Cal Parines” o “Cal Sabater”, dos preciosidades de casas rurales. En Valls, a unos 6 kms. también, el gran hotel Class, o la tradicional Casa Felix. Podéis aprovechar para pasar un bonito fin de semana en la comarca del Alt Camp, injustamente olvidada y con muchos atractivos turísticos. Por ejemplo el maravilloso monasterio de Santes Creus, joya del Císter mundial, a sólo 4 kms. de Vilarodona. Allí también encontrará excelentes restaurantes. Dense una vuelta por la feria de Vilarodona y aprovechen para descubrir esta comarca. En otoño las viñas están muy bonitas.