Festa de la verema i el vi a Verdú


bacus

La festa de la verema i el vi de Verdú és una d’aquelles festes que saben greu perdre-se-les. Perquè són animades, perquè et traslladen en el temps, i perquè el lloc on es fan te atractiu turístic suficient, amb o sense festa. Aquestes tres condicions es donen al festival Bacus, la festa del vi de la població urgellenca de Verdú, prop de Tàrrega. A la festa de la verema hi ha de tot: carros plens de botes, animals, trepitjada de raïm, parades de menjar, tast de vins, i molta artesania. Us sentireu traslladats a l’època en que, al camp, tot es feia a mà, o a força de matxos. I Verdú, per la festa de la verema, és un lloc on heu d’anar. I sense la festa també. Perquè te un castell preciós, una esglèsia gòtica molt maca, un museu de les joguines que us encantarà i un personal, a l’oficina de turisme, molt amable. Arribareu a Verdú per l’autovia de Lleida, la A-2, via Tàrrega. De Tàrrega cal anar en direcció Montblanc i Tarragona. A 9 kms de Tàrrega trobareu Verdú. Podeu dinar tot fent un pica – pica per les paradetes, o com uns senyors a La Graella, a la plaça major. Tel: 973 34 70 93. També hi ha un parell de bars més, on us faran entrepans i algun plat. Si necessiteu dormir a Verdú mateix, probeu a ca l’Aleix o a Cal Roca. Si voleu complementar el dia, visiteu Guimerà, un bonic poble medieval, o Ciutadilla i el seu castell. No gaire lluny podeu gaudir de la pau de Vallbona de les Monges, un monestir de la ruta del Císter no massa conegut del gran públic.

La fiesta de la vendimia y el vino de Verdú es una de esas fiestas que sabe mal perderse. Porque son animadas, porque te trasladan en el tiempo, y porque el lugar donde se hacen tiene atractivo turístico más que suficiente, con o sin fiesta. Estas tres condiciones se dan en el festival Bacus, la fiesta del vino de la población de Verdú, cerca de Tàrrega. En la fiesta de la vendimia hay de todo: carros llenos de botas, animales, pisada de uvas, puestos de comida, degustación de vinos, y mucha artesanía. Os sentiréis trasladados a la época en que, en el campo, todo se hacía a mano, o a fuerza de machos. Y Verdú, en  la fiesta de la vendimia, es un lugar donde se debe de ir. Y sin la fiesta también. Porque tiene un castillo precioso, una iglesia gótica muy bonita, un museo de los juguetes que les encantará, y un personal, en la oficina de turismo, muy amable. Llegará a Verdú por la autovía de Lleida, la A-2, vía Tárrega. De Tàrrega hay que ir en dirección Montblanc y Tarragona. A 9 kms de Tárrega encontrará Verdú. Puede comer haciendo un pica – pica de los manjares de los puestos del mercadillo, o comer como unos señores en La Parrilla, en la plaza mayor. Tel.: 973 34 70 93. También hay un par de bares más, donde les harán bocadillos y algún plato. Si necesita dormir en Verdú mismo, pruebe en casa de Aleix o en  Cal Roca. Si desea complementar el día, visiten Vds. Guimerà, un bonito pueblo medieval, o Ciutadilla y su castillo. No muy lejos se puede disfrutar de la paz de Vallbona de les Monges, un monasterio de la ruta del Císter no muy conocido del gran público.